Catálogo de Cursos

Aprendizaje Online

Go to the course catalogue



Seis sigma

Qué es Seis sigma

shutterstock-1803738037

El método “Seis sigma” es un concepto de gestión de la producción en el que el trabajo y los procesos de producción se perfeccionan mediante la búsqueda y la eliminación de defectos en ellos. La atención se centra en los parámetros más importantes para el cliente. El concepto de Seis Sigma fue inventado por Motorola Corporation en 1986, después de haber recibido un gran número de quejas sobre el gran número de defectos de fabricación encontrados en sus productos. Seis Sigma se hizo popular a partir de los años 90, cuando Jack Welch lo convirtió en una estrategia clave para General Electric.

La metodología 6 sigma incluye métodos estadísticos y aplicados en la gestión de la calidad, así como una herramienta de medición de resultados y grupos de trabajo diseñados para resolver problemas y mejorar los procesos de negocio.

Es posible implantar el método “Seis sigma” en absolutamente cualquier empresa. Los principios de aplicación son los siguientes:

  • Hacer que los procesos de trabajo sean lo más predecibles posible (cuanto más predecibles sean, más fáciles de controlar).
  • Hacer que todos los procesos sean medibles y fáciles de revisar y modificar.
  • Involucrar a todos los grupos de trabajo, desde la producción hasta el marketing.
  • Establecer objetivos SMART (es decir, fijar objetivos cuantificables, por ejemplo, "Reducir los defectos al 5%").
  • Tomar decisiones sólo sobre la base de análisis y estadísticas.

Método 6 sigma: prácticas y herramientas

shutterstock-1147552526

La regla 6 Sigma establece que el costo de un defecto, si no se detecta a tiempo, aumenta a medida que se desciende en el flujo del proceso. Por consiguiente, un defecto detectado en la producción es 100 veces más barato que un defecto detectado directamente por el consumidor. Por ello, el enfoque 6 Sigma se aplica por etapas, basándose en el sistema DMAIC, que consiste en

  • define — identificar dónde se esconde el problema;
  • measure — medir cómo está funcionando el proceso y cómo le afecta el problema;
  • analyze — analizar cuál puede ser la verdadera causa del fallo y cómo solucionarlo;
  • improve — mejorar cambiando los procesos para eliminar la causa;
  • control — comprobar si la actualización ha ayudado a resolver el problema.

Además del equipo específico, el sistema 6 Sigma también implica el uso de métodos y herramientas no sólo de la categoría de gestión del cambio, sino también de la categoría de gestión:

  • Un mapa de procesos de negocio que muestra los recursos de los que dispone la empresa y las tareas a realizar.
  • Pruebas A/B, es decir, probar soluciones en un grupo específico de individuos o proyectos para validar teorías específicas.
  • Análisis costo-beneficio. Se aplica cuando se elige entre varias opciones de solución. El resultado es elegir el que ofrece la mejor relación “beneficio-costo”.
  • Lluvia de ideas de los “Cinco Porqués”. El equipo de seis sigma se reúne y se hace preguntas sobre los procesos empresariales ineficientes, empezando por "por qué...". Esto continúa hasta que se identifica el defecto y su causa.
  • CTQ tree. Un diagrama en forma de árbol con las características críticas de un proyecto o proceso determinado.

En la fase de implementación del cambio, la metodología “Seis sigma” requiere otras herramientas. Las herramientas más utilizadas son: la curva de Pareto, el gráfico de control de Schuchart, el análisis de regresión o de dispersión, etc.

El concepto 6 sigma: cómo funciona el equipo

shutterstock-1831455445

El método 6 sigma apela a las artes marciales orientales, por lo que la gradación dentro del equipo también se basa en "cinturones" de diferentes colores y la estructura se asemeja a una pirámide. Específicamente, el equipo de los seis sigma se ve así:

  • Líder. Está en la cima y es responsable de la asignación de tareas, recursos y autoridad. Es un enlace de comunicación, resuelve conflictos e impulsa el rendimiento de otros miembros del equipo.
  • Campeones. Implementan el Seis sigma y organizan el trabajo según las nuevas normas, y actúan como mentores de los profesionales Cinturón negro.
  • Maestro Cinturón Negro. Supervisa los cambios y la aplicación de Seis sigma y dirige a los Cinturones Negros habituales.
  • Cinturones negros. Implementan el cambio, dirigen el proyecto y llevan a cabo las asignaciones del Líder bajo la supervisión del Maestro.
  • Cinturones verdes. Especialistas que trabajan en la optimización de procesos sencillos que requieren un 50% o menos de tiempo y recursos.
  • Cinturón amarillo y cinturón blanco. Ya tienen conocimientos de Seis sigma y sólo se dividen por el nivel de conocimiento (los Cinturones amarillos tienen más experiencia que los Cinturones blancos). Ayudan al resto participando en los procesos de mejora de forma esporádica. La disponibilidad de especialistas en esta categoría es opcional.

Seis sigma como herramienta de gestión de calidad

shutterstock-1769746463

En la práctica, Seis sigma suele aplicarse en cinco pasos:

  1. Evalúa tu situación actual e identifica los objetivos de tu proyecto así como las necesidades de tu público. A partir de ahí, forma un equipo de especialistas para identificar y corregir los errores que obstaculizan los objetivos del proyecto y la satisfacción del cliente. También hay que documentar las responsabilidades y la autoridad de cada miembro del equipo para evitar conflictos internos.
  2. Recoge información actualizada sobre la situación de la empresa y mide los parámetros de los procesos para evaluar su calidad actual. En esta fase no sólo hay que identificar el problema, sino también comprender su nivel. Por ejemplo, la situación de Motorola: tienen una funcionalidad y un servicio de producto excelentes, pero un alto índice de defectos.
  3. Analiza la información recogida e identifica los factores que influyen en la aparición de estos problemas y en la calidad de los procesos. Por ejemplo, un gran número de rechazos puede deberse a un equipo de producción obsoleto o a la falta de habilidades del personal que inspecciona la mercancía después del montaje.
  4. Optimiza los procesos para que el problema desaparezca por sí solo. En primer lugar, debes optimizar el proceso en modo piloto para comprobar si la causa principal y la forma de solucionarla son las correctas. Por ejemplo, forma a tu personal o sustituye una de las máquinas del equipo para ver cómo cambia la tasa de defectos.
  5. Si los cambios de prueba han funcionado (por ejemplo, redujeron la cantidad de defectos), pueden aplicarse de forma permanente y generalizarse. Pero aunque se confirme el beneficio del cambio, hay que comprobar las estadísticas con regularidad y mejorar otros procesos de forma secuencial, ya que la optimización en un proceso suele provocar defectos en otro.

Para aprender a poner en práctica el Seis sigma, puedes realizar la formación pertinente seleccionando un curso adecuado.

Las mejores prácticas de 6 sigmas

shutterstock-1941643666-wecompresscom

Además del enfoque clásico de Seis sigma descrito anteriormente, existe otra variación del concepto denominada Lean Six Sigma, que combina el clásico “Seis sigma” con las técnicas de “Lean Manufacturing”. Esta última técnica fue inventada en Japón en la década de 1960 por Taiichi Ohno, fundador de Toyota, y es similar a la filosofía oriental de que todos los procesos empresariales deben buscar el orden absoluto. Para ello se requiere que:

  • los empleados se interesen por el alto rendimiento de la empresa y tengan las mismas condiciones de trabajo y de realización personal, entonces los defectos se reducirán al mínimo;
  • la gestión y la administración atraiga a los recursos humanos y no se limite a la innovación;
  • exista una cultura corporativa eficaz que mejora constantemente para lograr el máximo confort y cohesión en la empresa;
  • el líder de la empresa detecte los problemas a tiempo y mantenga regularmente un clima de equipo favorable.

Lean Seis Sigma también toma prestados todos estos principios, al igual que el principio 6 sigma. Así, la metodología 6 Sigma complementa a “Lean Manufacturing” y juntas crean una estrategia armoniosa y equilibrada para cualquier empresa que mejora la calidad y el valor de todos los procesos empresariales.

Cuota: