Cómo funciona el mercado de los trabajadores autónomos en el extranjero: todo lo que debes saber si quieres trabajar para clientes extranjeros

Cómo funciona el mercado de los trabajadores autónomos en el extranjero: todo lo que debes saber si quieres trabajar para clientes extranjeros

| Autodesarrollo

Trabajar para un mercado extranjero, ganar un sueldo en dólares o euros y gastarlo en la moneda local, ya sea en rublos o en los más estables dirhams, es el sueño de cualquier trabajador autónomo (freelance) que sepa un idioma extranjero.

Es rentable: el dólar no cae al ritmo de la lira turca. Es conveniente para el cliente: casi siempre es más caro contratar a un autónomo en el país donde opera que contratar a un extranjero. Es sencillo: necesitarás tus habilidades y conocimientos de, al menos, lo más básico del inglés para hacer el trabajo.

En este artículo, hemos reunido algunos datos básicos que debes conocer sobre el mercado de trabajo autónomo en el extranjero. Si has trabajado para clientes de otros países y quieres compartir tu historia de cooperación, envíala al correo editorial; estaremos encantados de publicarla con los comentarios de las principales figuras del mercado.

La economía del mercado de los trabajadores autónomos

Lo principal que tienes que saber sobre el trabajo autónomo en el extranjero es que es habitual y está bien pagado. Por supuesto, si tienes la experiencia que le interesa al empleador. En 2020, el mercado de trabajadores autónomos sólo en Estados Unidos aumentó un 20%, y el pago total de las transacciones superó el billón de dólares. Los empleados que se pasan al trabajo autónomo ganan tanto o más que en un trabajo de oficina. Y sólo el 25% de los autónomos puede presumir de tener el mismo nivel de ingresos que en un trabajo "normal". Los autónomos trabajan ahora a tiempo completo sin perder la flexibilidad que esta forma de empleo les atraía en un principio. Los autónomos proceden de todos los grupos profesionales, independientemente de la edad o la ocupación: pueden combinar varios trabajos, duplicando o triplicando sus ingresos y evitándoles el desempleo, habitual en los sectores más tradicionales de la economía. Júzgalo tú mismo: a finales de 2020, ¡uno de cada tres estadounidenses era autónomo! Y eso son sólo las cifras oficiales de la encuesta.

¿Con qué ganan dinero los empleadores? ¡Impuestos! Los autónomos -si están registrados oficialmente y no trabajan en la oscuridad- pagan ellos mismos los impuestos, y éstos son menores que las retenciones que pagan los empresarios por el personal empleado con contrato laboral. En Rusia, por ejemplo, un empleador paga aproximadamente la mitad del salario de un empleado o incluso más, mientras que un trabajador autónomo (registrado oficialmente como tal) paga entre un 4 y un 7% de impuestos por cada transacción, en función del importe de sus ingresos y de la empresa o persona a la que preste el servicio. En Europa, donde algunos países exigen impuestos de hasta el 50% de los ingresos, la situación de los autónomos es más o menos la misma. Pero, a diferencia de los países de la CEI, las empresas europeas son menos propensas a aprovecharse de una legislación imperfecta en materia laboral y, en caso necesario, se puede demandar al empresario. Y las posibilidades de ganar son mucho mayores que en la CEI.

¿Por qué es beneficioso para los propios autónomos? Porque en el caso de un contrato de trabajo, las empresas occidentales suelen prohibir a sus empleados trabajar "por cuenta ajena" o tener su propio negocio. Incluso un blog monetizado con cinco mil suscriptores se considera un negocio. Si no tienes un contrato de trabajo con requisitos estrictos, entonces puedes ganar dinero literalmente con cualquier cosa. Además, los autónomos pueden ganar más que los empleados a tiempo completo simplemente porque sus honorarios no incluyen el IVA y otras deducciones exigidas para el pago de los salarios como parte de su contrato de trabajo.

El mercado de los autónomos en Estados Unidos

El mercado de los autónomos en Estados Unidos

Hemos identificado tres características que distinguen el mercado de los autónomos en América de sus homólogos en otros países (y otros continentes).

En primer lugar, la competencia que te espera es muy grande.

Aquí es incluso más alto que en Europa. Y es comprensible: las empresas estadounidenses suelen pagar más que las europeas y asiáticas, y los pedidos de las empresas locales son, por término medio, dos veces más frecuentes que los de las empresas de mercados geográficamente diferentes. Y sus empleados estadounidenses se han convertido en el motor de la economía freelance, que ha llevado este método de empleo a la vanguardia en todo el mundo. Así que ahora los servicios de especialistas en outsourcing (que no consiste en el estado de los profesionales) son solicitados por casi todas las empresas más o menos grandes que quieren ahorrar en las actividades operativas y en las nóminas. Es decir, aproximadamente el 100% del total de empresas que ofrecen determinadas tareas a los autónomos.

En segundo lugar, hay un fuerte predominio de las agencias en Estados Unidos.

Las agencias son intermediarios que representan a los autónomos ante los empleadores. Pueden ser maquilladores, fotógrafos, redactores y correctores, editores y productores de vídeo, abogados que conozcan un determinado tema, contadores, etc. Como puedes ver, el mercado laboral "libre" estadounidense no se limita a las profesiones creativas: todas las profesiones intelectuales ganan dinero por pequeñas tareas aquí y allá. Si una persona está representada en la agencia, le resulta más fácil encontrar trabajo: la agencia pone su perfil en su página web, permite que los posibles empleadores se pongan en contacto con ella, ofrece su candidatura para proyectos cerrados. Para ello, la agencia pide un porcentaje de los ingresos recibidos a través de ella. Normalmente, la comisión no supera el 10%, pero las agencias de renombre pueden pedir hasta un 30.

En tercer lugar, hay un verdadero desorden en las leyes.

Todo porque las leyes difieren de un estado a otro. En California, por ejemplo, puede estar seguro de que los empleadores locales se anuncian con salarios reales. En cualquier otro estado, la cantidad anunciada puede ser irrelevante. En algún lugar los autónomos están protegidos, en algún lugar ni siquiera pueden contar con la comprensión de un abogado. Para alguien que se ha criado profesionalmente fuera del mercado de autónomos de Estados Unidos, cuyas normas no se han formado hasta los últimos años, puede ser difícil dar sentido a los entresijos de las formalidades imprecisas y no tan imprecisas. Así que es aconsejable empezar con grandes sitios como Indeed (donde a veces se encuentran trabajos de freelance) y Upwork (este servicio ya no "coopera" con los contratistas rusos, pero nadie prohíbe registrarse en él usando una VPN).

El mercado de los autónomos en Europa

El mercado de los autónomos en Europa

¿Y qué pasa en Europa? Aquí es más o menos lo mismo, pero por supuesto con ciertas peculiaridades regionales.

En primer lugar, aquí se valora el conocimiento de varias lenguas extranjeras.

Lo cual tiene sentido: aquí no se habla tanto inglés. Se considera que es lo mínimo que debe tener un autónomo local. También son útiles el alemán, el español y, en menor medida, el francés y el italiano. El español también abarcará los países latinoamericanos, por lo que la mayoría de los especialistas en el extranjero aconsejan cursar este idioma como segunda lengua extranjera. Es poco probable que necesites tu ruso nativo (o cualquier otro idioma de la CEI) en un futuro próximo: la mayoría de las empresas ya no tienen la necesidad de localizar contenidos para los usuarios de habla rusa, y las actividades de marketing en Rusia se han suspendido.

En segundo lugar, debido a las diferentes legislaciones, existe la posibilidad de "caer" en una doble tributación.

Es como con las inversiones: si te equivocas un poco, tienes que pagar el impuesto sobre los beneficios en el país donde vives y en el país donde opera la bolsa en la que has comprado el activo. Las bolsas extranjeras están ahora en una situación difícil, pero los sitios de autónomos no pretenden perder todo el segmento de usuarios de habla rusa. Cuidado: si vives en Rusia durante 183 días al año (seguidos, no en total), eres residente fiscal ruso. Si vives durante 182 días consecutivos o menos, no tienes que pagar impuestos aquí. En la práctica, resulta que los autónomos rusos pagan un impuesto del 4 al 7%, independientemente de que vivan en Rusia o en las Bahamas. Naturalmente, con la condición de que emitan cheques a los clientes utilizando la app My Tax, o simplemente registren sus beneficios en ella. Para un empleador extranjero, un trozo de papel con un código QR y un texto en ruso no supondrá ninguna diferencia, por lo que la mayoría de las veces, los autónomos que trabajan en jurisdicciones europeas, registrados como trabajadores por cuenta propia en Rusia y que pagan el impuesto sobre el trabajo, se limitan a informar de sus beneficios en la aplicación. Pero, si piensas trabajar con un cliente importante con sede en otro país, es mejor que compruebes sus requisitos legales para las deducciones fiscales por los beneficios obtenidos en el marco de este tipo de trabajo.

En tercer lugar, los precios varían mucho de un país a otro y no existe una referencia única.

Un punto de referencia es un estándar de calidad, es decir, un indicador que define el estado de las cosas en un área de actividad. Los puntos de referencia pueden ser el sector inmobiliario, los servicios financieros o cualquier actividad comercial. En el ámbito de los autónomos, un punto de referencia puede ser una "norma generalmente aceptada" de pago por hora en un sector determinado o una tarifa mínima para un tipo de servicio concreto. Pero hasta ahora la industria europea no tiene ese "referente de calidad", por lo que los precios aquí son tan volátiles como el tipo de cambio del dólar. Puede que ni siquiera dependan del dólar.

Si no quieres descubrir que te han pagado una cantidad insultantemente baja, infórmate de las normas del sector en los países de origen. Invierte unas cuantas horas de tu tiempo en investigar presupuestos de clientes, busca información sobre salarios en Glassdoor y entiende lo que cuenta como un buen salario para la cantidad de servicios que estás ofreciendo. Créeme, tirar la toalla pensando que te van a elegir por el precio más bajo no es una buena idea, ¡incluso si eres nuevo en el mercado de los autónomos!

¿Y qué pasa con Asia?

Y qué pasa con Asia

Aquí las cosas son muy diferentes. China es uno de los mayores distribuidores de mano de obra con excelentes aptitudes y ganas de ganar. Sólo los especialistas de China trabajan mayoritariamente en el país en portales como ChinaHR, 51job, Zhilian, y menos del 5% de la mano de obra subcontratada llega al mercado extranjero. Entrar en el mercado nacional chino es bastante fácil si se tiene acceso a Internet y a un traductor. Pero va a ser más difícil trabajar allí: aquí no te puedes enfrentar solo con el inglés, sin un buen conocimiento del chino no tienes que intentarlo. Si ya sabes chino, regístrate cuanto antes, mientras miras la traducción de las leyes sobre "expatriados" que trabajan en el mercado nacional. No son demasiado estrictos, pero conocerlos es, como mínimo, útil.

Los representantes de otros países asiáticos pueden encontrarse en cualquier bolsa de autónomos. No hay intercambios interesantes que ofrezcan una alta remuneración por tareas sencillas. No aconsejamos buscar un diamante en un pajar: la probabilidad de encontrarlo es casi nula. Por ejemplo, el sector de los trabajadores autónomos en Canadá o México está en pleno auge y en el futuro podría ser un interesante complemento a sus ya diversificadas fuentes de ingresos. ¡Tenemos un curso entero en Lectera dedicado a la migración laboral a Canadá! También es ideal para los autónomos que quieren conocer el mercado local.

Entrepreneur: Lectera entre los 15 productos innovadores que debes conocer en 2024

La edición española de la prestigiosa revista de negocios Entrepreneur ha realizado un análisis de los procesos de recuperación de negocios tras la pandemia de COVID-19 y ha publicado una lista de 15 productos innovadores a los que, sin duda, hay que prestar atención en 2024.

| Noticias

Entrevista de Mila Smart Semeshkina para 150sec. ¿Por qué la educación tradicional no puede competir con los cursos en línea?

Según una encuesta realizada por el Instituto Gallup de Estados Unidos en 2018, solo 1 de cada 10 estudiantes de posgrado sentía que su formación los preparaba adecuadamente para el trabajo práctico.

| Noticias

Mila Smart Semeshkina y Lectera en la final del premio internacional EdTech Awards 2024

Este año, en el prestigioso evento internacional The EdTech Awards | Future Focused For the Win, se presentaron más de 60 nominaciones. Entre los galardonados se encuentra la plataforma educativa en línea Lectera, liderada por su fundadora y CEO, Mila Smart Semeshkina.

| Noticias

Mila Smart Semeshkina está en la lista de las 100 personas más influyentes de Dubái

Por segundo año consecutivo, Mila Smart Semeshkina, CEO de Lectera, ha sido incluida en la lista de las 100 personas más influyentes de Dubái según Arabian Business.

| Noticias

Mila Smart Semeshkina en la columna de Forbes: "El camino de las startups es un testamento de coraje y previsión"

La fundadora y CEO de la plataforma Lectera, Mila Smart Semeshkina, cuenta en su nuevo artículo para la columna de Forbes cómo garantizar un lanzamiento exitoso y una posición sostenible en el mercado para tu startup.

| Noticias



¡Mila Smart Semeshkina recibe el premio CEO Middle East Awards 2023!

El 13 de diciembre se celebró en Dubái (EAU) la ceremonia anual de los premios CEO Middle East Awards de la revista Arabian Business.

| Noticias


Mila Smart Semeshkina impartió un taller inspirador sobre la creación de una marca personal en la exposición UN Women Entrepreneurship Expo

La fundadora de WE Convention, Mila Smart Semeshkina, impartió un taller práctico sobre la creación de una marca personal en la exposición Women's Entrepreneurship Expo 2023.

| Noticias


Mila Smart Semeshkina para Forbes: Cómo las empresas pueden hacer asequible la educación

La educación de calidad en el siglo XXI ya no es un lujo, sino un derecho. Todas las personas del mundo, independientemente de su lugar de residencia, sexo y situación económica, deberían tener la oportunidad de adquirir las habilidades y conocimientos necesarios para desarrollar una carrera profesional y autorrealizarse.

| Noticias