Cultura corporativa a distancia: ¿es un mito o una tarea factible?

Cultura corporativa a distancia: ¿es un mito o una tarea factible?

| Negocios

La cultura corporativa es el pegamento que mantiene unidos a tu equipo y a tu organización. Por ejemplo: reuniones periódicas, actos conjuntos, formación, una ideología clara y mucho más ayudan a desarrollarla e inculcarla a los empleados.

En consecuencia, la cultura corporativa se convierte en una herramienta de cohesión y una fuente de motivación. Ayuda a los empleados a recordar lo que está en juego, a sentirse responsables del resultado y a dar lo mejor de sí mismos.

Pero, ¿qué ocurre con la cultura corporativa cuando tu equipo trabaja a distancia? Aunque el paso al trabajo a distancia sea reciente, la cultura corporativa se debilitará inevitablemente lejos de la oficina. Entonces, ¿merece la pena intentar mantenerla o desarrollarla de nuevo? ¿Para qué necesitarla si tanto tú como los demás trabajan cómodamente desde casa? ¡Averigüémoslo ahora!

Por qué se necesita una cultura corporativa cuando se trabaja a distancia

shutterstock-1983969077

En cuanto una empresa se pasa al trabajo a distancia, el directivo empieza a tener dificultades y suele cometer los siguientes errores:

  • No hacer un seguimiento del número de tareas realizadas. Por supuesto, hacer este seguimiento en línea es difícil, sobre todo si no se lleva una hoja de trabajo o un mapa mental. Por lo tanto, debido a esto, es fácil sobrecargar a tus empleados o, por el contrario, incumplir todos los plazos.

  • Interrumpe el trabajo de un empleado cuando está ocupado. Un empleado en un trabajo a distancia es a menudo un empleado sin días libres ni descansos. "¿Podrías acercarte al ordenador...". - si llamas con una petición así en plena jornada laboral, corres el riesgo de perjudicar personalmente la productividad del equipo.

  • Supervisa obsesivamente cada "estornudo" del equipo. Por ejemplo, exigiendo grabaciones del escritorio, grabando el trabajo con una webcam o simplemente acosando al equipo con llamadas y mensajes. Naturalmente, esto aumenta la ansiedad y, en consecuencia, provoca el estrés de los empleados.

  • Dejar a los empleados a su suerte. La discreción es excelente, pero sólo cuando sus empleados saben exactamente cómo utilizar todos los programas y servicios de trabajo. Asegúrate de que lo sepan antes de confiarles sus propios recursos.

  • Evite celebrar videoconferencias cinco veces al día. Las sesiones cortas de diez o quince minutos al principio o al final de la jornada son una excelente manera de hacer balance de lo que ya se ha hecho y planificar el siguiente tramo. ¡Pero todo es bueno con moderación!

La cultura corporativa no sólo se refiere a los valores y el código de vestimenta que comparten todos los empleados, sino también a las normas de comunicación, la organización de las tareas laborales y los métodos de retroalimentación. A través de ellos, la cultura corporativa mantiene motivado al equipo. Además, como todos sabemos, la motivación puede ser inferior en un lugar remoto. En consecuencia, existe una enorme tentación de distraerse con las tareas domésticas o tumbarse en un cómodo sofá.

A menudo, el trabajo a distancia es un reto no sólo para el empresario, sino también para los empleados que no están acostumbrados a la autodisciplina y al trabajo desde casa. Por eso es necesario un enfoque único de la cultura corporativa durante el periodo de trabajo a distancia, porque compensa:

  • Déficit de contactos. Como los miembros del equipo no pueden interactuar cara a cara, pueden acumularse los problemas o las quejas. En este caso, la cultura corporativa establece un procedimiento para resolverlos a distancia y reduce la probabilidad de conflictos basados en el nuevo formato de trabajo.

  • Déficit de atención. Como ya hemos dicho, cuando estás en casa, ¡siempre es fácil distraerse! Puede que quieras fregar los platos o ir de compras. Por otro lado, tener una cultura corporativa ayuda a los empleados a mantenerse concentrados, por ejemplo, a través del feedback con su jefe. Hablaremos de ello más adelante en este artículo.

  • Tener una percepción distorsionada del formato de trabajo o de las tareas. Esto puede ocurrir cuando los empleados no siempre entienden qué deben hacer durante el trabajo a distancia. No saben cómo realizar las tareas a las que se han acostumbrado en la oficina. Así, la cultura corporativa regula los procedimientos y fija las competencias de cada uno.

La cultura corporativa en un trabajo a distancia es esencialmente una herramienta para sistematizarlo, ayudando a mantener al equipo unido y con el nivel adecuado de profesionalidad hasta que el trabajo vuelva a ser como antes. Puedes construir rápidamente una cultura de este tipo para optimizar tu empresa offline y online con los expertos de nuestro curso.

El equipo remoto, o principios de colaboración con un equipo remoto

shutterstock-2160548807

Al pasar a un formato de trabajo a distancia, intenta llevar tu rutina habitual de oficina a Internet: así conseguirás una versión nueva y adaptada de la cultura corporativa. Hay varias formas de hacerlo:

  1. Mantén la transparencia

Los incentivos y los KPI (Indicadores Clave de Rendimiento) deben seguir siendo los mismos que en el trabajo fuera de línea, pero las herramientas para medirlos pueden cambiar. Explica a los empleados desde el principio qué es lo que, como directivo, tendrás en cuenta a la hora de evaluar, cuál es la situación actual de la empresa, cuáles son los objetivos actuales, etc. Sé sincero con tu equipo, aunque la empresa esté atravesando una crisis. Es mejor decirlo sin rodeos para que cada uno conozca sus responsabilidades.

En aras de la transparencia, crea un canal independiente o una sala de chat en un servicio de mensajería (como Telegram) donde se publiquen noticias importantes, políticas, instrucciones y respuestas a preguntas populares. Otra opción sería un documento único en la nube en Google Docs.

  1. Mantén activa la comunicación dentro del equipo

Que tu empresa trabaje a distancia no significa que los empleados deban esconderse en los rincones y olvidar los nombres de sus compañeros. Para evitar que esto ocurra, organiza eventos, ¡sí, también en línea! Pueden ser videoconferencias con ponentes invitados o una reunión informal por vídeo en Zoom en la que cada empleado pueda mostrar su "oficina en casa", presumir de las nuevas aficiones que han podido aprender trabajando a distancia o simplemente charlar. Piensa en ello como un almuerzo compartido o una merienda los viernes por la noche.

  1. Organiza interacciones atractivas

Los retos y concursos internos son una forma estupenda de animar al equipo y recordarles que, aunque trabajen desde casa, siguen formando parte de un equipo más grande. Por ejemplo, pídeles que compartan una captura del salvapantallas de su ordenador o una foto de su lugar de trabajo. De este modo, el equipo se sentirá optimista, lo que es especialmente importante en tiempos difíciles para la empresa.

También puedes llevar a cabo concursos para aumentar la productividad del equipo. Por ejemplo, puedes crear una tabla de clasificación de directivos por número de ventas, en la que puedes conseguir como premio una insignia especial en tu avatar o elegir un tema para el chat general. Además de concursos y retos, puedes organizar sesiones de intercambio de ideas, noches temáticas o todo un club de debate.

  1. Convierte el trabajo a distancia en un periodo de crecimiento

Ahora que los empleados pueden trabajar desde casa y no tienen que desplazarse al trabajo, pueden beneficiarse de ello. Por ejemplo, adquirir nuevas habilidades blandas o duras para ampliar sus competencias y ¡quizá conseguir pronto un ascenso! Ofrece esta oportunidad al propio equipo: dales acceso a la formación corporativa de Lectera o haz una recopilación de materiales valiosos. Ayuda a los empleados a aprovechar al máximo el trabajo a distancia porque tiene muchos beneficios, ¡tanto para sus carreras como para la empresa en su conjunto!

  1. Actualiza el código de vestimenta

Es tonto exigir al equipo que labora desde casa permanecer en trajes de negocios y blusas, pero puedes sugerir a los empleados que opten por vestir los colores corporativos uniformes en casa o incluso un pijama especial. No es gran cosa, pero levanta la moral y une al equipo.

Por último, he aquí algunos miniconsejos más para quienes trabajan con un equipo a distancia y quieren aumentar su eficacia:

  • Controla el estado de ánimo del equipo. Para ello, utiliza salas de chat, redes sociales privadas y encuestas anónimas por correo electrónico. Además, mantente al tanto de los retos de tus empleados y ayúdales a resolverlos.

  • Construye relaciones de confianza. El control excesivo crea tensión, ¿recuerdas? Además, arruina las relaciones con los directivos. En lugar de eso, di a tus empleados que confías en ellos y que sabes que no te defraudarán, aunque tengan que trabajar desde el desierto del Sahara. No les obligues a rendirte cuentas; en su lugar, pueden anotar sus progresos en una hoja de cálculo.

  • Ofrece una variedad de formatos de trabajo. Brinda a los empleados la posibilidad de elegir. Puede que algunos se sientan incómodos con los chats generales y les resulte más fácil comunicarse con su supervisor por mensajes privados. O alguien prefiere WhatsApp en lugar de Telegram.

  • Refuerza los valores de la empresa. A pesar de trabajar a distancia, ¡debes cuidarlos y demostrarlos a tu equipo con el ejemplo!

Desarrollar una cultura corporativa ya no es fácil, ¡y mucho menos hacerlo a distancia! Pero todo es posible si se aborda la cuestión con responsabilidad y con un auténtico deseo de ayudar a tus empleados a adaptarse. Al fin y al cabo, forman parte de la empresa tanto como tú. Así que cuida de su comodidad, y el resultado te sorprenderá: al experimentar el trabajo a distancia, ¡tu equipo será el doble de fuerte y unido!

Entrepreneur: Lectera entre los 15 productos innovadores que debes conocer en 2024

La edición española de la prestigiosa revista de negocios Entrepreneur ha realizado un análisis de los procesos de recuperación de negocios tras la pandemia de COVID-19 y ha publicado una lista de 15 productos innovadores a los que, sin duda, hay que prestar atención en 2024.

| Noticias

Entrevista de Mila Smart Semeshkina para 150sec. ¿Por qué la educación tradicional no puede competir con los cursos en línea?

Según una encuesta realizada por el Instituto Gallup de Estados Unidos en 2018, solo 1 de cada 10 estudiantes de posgrado sentía que su formación los preparaba adecuadamente para el trabajo práctico.

| Noticias

Mila Smart Semeshkina y Lectera en la final del premio internacional EdTech Awards 2024

Este año, en el prestigioso evento internacional The EdTech Awards | Future Focused For the Win, se presentaron más de 60 nominaciones. Entre los galardonados se encuentra la plataforma educativa en línea Lectera, liderada por su fundadora y CEO, Mila Smart Semeshkina.

| Noticias

Mila Smart Semeshkina está en la lista de las 100 personas más influyentes de Dubái

Por segundo año consecutivo, Mila Smart Semeshkina, CEO de Lectera, ha sido incluida en la lista de las 100 personas más influyentes de Dubái según Arabian Business.

| Noticias

Mila Smart Semeshkina en la columna de Forbes: "El camino de las startups es un testamento de coraje y previsión"

La fundadora y CEO de la plataforma Lectera, Mila Smart Semeshkina, cuenta en su nuevo artículo para la columna de Forbes cómo garantizar un lanzamiento exitoso y una posición sostenible en el mercado para tu startup.

| Noticias



¡Mila Smart Semeshkina recibe el premio CEO Middle East Awards 2023!

El 13 de diciembre se celebró en Dubái (EAU) la ceremonia anual de los premios CEO Middle East Awards de la revista Arabian Business.

| Noticias


Mila Smart Semeshkina impartió un taller inspirador sobre la creación de una marca personal en la exposición UN Women Entrepreneurship Expo

La fundadora de WE Convention, Mila Smart Semeshkina, impartió un taller práctico sobre la creación de una marca personal en la exposición Women's Entrepreneurship Expo 2023.

| Noticias


Mila Smart Semeshkina para Forbes: Cómo las empresas pueden hacer asequible la educación

La educación de calidad en el siglo XXI ya no es un lujo, sino un derecho. Todas las personas del mundo, independientemente de su lugar de residencia, sexo y situación económica, deberían tener la oportunidad de adquirir las habilidades y conocimientos necesarios para desarrollar una carrera profesional y autorrealizarse.

| Noticias